• Tradiciones

LA PENITENCIA REPRESENTADA EN LOS CUCURUCHOS

Tradiciones

La llegada de Semana Santa viene acompañada de muchas tradiciones religiosas para conmemorar la muerte y resurrección de Jesucristo. Sin embargo, son dos las costumbres que han marcado notablemente a esta festividad, la preparación de la fanesca y la popular procesión.

Cada viernes santo los devotos se congregan en las grandes ciudades y en los pueblos más pequeños para dar inicio al gran recorrido de la procesión. Este acto religioso tiene su origen en aquellas prácticas penitenciales que promovía San Vicente Ferrer en la ciudad de Sevilla, allá por el siglo XV, cuando propuso recrear el Vía Crucis, la vía dolorosa que había recorrido Cristo en su camino al Calvario.

Este acto de fe reúne a varios personajes peculiares de la religión como son la verónicas y los cucuruchos. Las verónicas representan a la mujer que limpió el rostro de Jesús con un paño durante el Vía Crucis. Mientras que los cucuruchos representan la penitencia.

Los cucuruchos son popularmente conocidos por su curioso atuendo morado. Dicha vestimenta remota su origen a los primeros trajes de peregrinos utilizados en la Europa medieval. Esta indumentaria, por otra parte, está muy ligada a la vestimenta penitencial que se utilizaba en conventos y abadías.

El color morado del ropaje del cucurucho representa la penitencia y el color negro representa el luto. Por lo general en Ecuador estos personajes se visten completamente de un solo color, predominando el tono morado. El atuendo está compuesto por una túnica, un cordón y el capuchón.

La túnica cubre todo el cuerpo desde los tobillos hasta el cuello, para darle anonimato al penitente. El cordón que es colocado alrededor de la cintura antiguamente se utilizaba como látigo para infringirse dolor a modo de penitencia. Hoy en día esas prácticas ya no son empleadas.

Por último está el cucurucho, de donde sale su característico nombre, compuesto de dos partes: un bonete de cartón ligero para que no pese al cargarlo y y el capuchón que lo recubre. La forma en cono dice representar a las almas que están en pena y vagan por la tierra debido a sus pecados.

Son varias las motivaciones que tienen las personas que deciden representar a estos personajes. En su gran mayoría lo hacen por agradecimiento, otros porque buscan enmendar su comportamiento y ser perdonados y el resto por tradiciones familiares.

Los cucuruchos se preparan desde el primer sábado de cuaresma, para recibir charlas espirituales: los mandamientos, los sacramentos, el porqué de la penitencia. Los requisitos para inscribirse son: ser mayor de edad y una cuota de $5 que es utilizada para el arreglo de los trajes.